sábado, 9 de mayo de 2009

Contra los poetas

.
¿Qué hace esa gente, agazapándose
en la oscuridad de sus cuartos,
como si fuesen ratas?

¿Qué pretenden, haciendo
oposiciones a plaza fija en la mesa de un bar?

¿Qué buscan, arañando siempre
el fondo turbio de las botellas de whisky?

¿Qué huevo quieren abrir a palos
incesantes
en la dura testuz de sus propias vidas?

¿Qué esperan, ahincándose
sin paz
en la traición perpetua de las palabras?


1 comentario:

Víctor L. Briones Antón dijo...

Siempre he pensado que los poetas lo que esperan es poder comprender el mundo. Están incapacitados para ello porque miran desde un lugar distinto al que mira la mayoría. Se sitúan desde la belleza y creen que el hombre es capaz de desarrollarse en todo su potencial.
Después, ellos mismos se contradicen y guardan el arma de sus poesía en esa oscuridad que mencionas, se convierten en seres incapaces de manejar su fragilidad.

¿Cómo anda tu corazón de cristal de bohemia?