lunes, 27 de abril de 2009

Suicidio negado

.
Hoy sí, hoy yo, con mucho gusto,
me moría llevando mi memoria.

Hoy están aquí el deseo y la nostalgia
sin estorbarse, mirándose apenas.

Hoy está todo aquí con la dulzura de lo inevitable,
con el suave placer de un fruto maduro.

Hoy, día derrumbado, emisario del miedo,
se me ofrecieron las puertas de salida
y me sentí bien.

Hoy por primera vez noté
que siento amor por todo lo que dejo.


2 comentarios:

Argax dijo...

No se si ese hoy es reciente, pero me quedo con la evidencia de que los finales no enseñan el encanto de los procesos.
Supongo que hasta que no hablemos no sabremos hasta que punto pensamos y sentimos parecido, yo intuyo que así es.

Sabes, el martes pasado me regalaron una antología de Domenchina, toda una revelación.

Un beso que me apetecería darte en tus cannes morenas amigo.

Yo soy Joss dijo...

Me encantan sobre todo los 2 primeros versos, me he tirado un buen rato leyéndolos y repitiéndolos en mi mente.¡qué bien suenan!