viernes, 24 de julio de 2009

Lo siento

.
Echaré de menos el humo de estos tiempos
Su vacío casi rotundo, su calma anhelante
La rabia de su fuga, la sorpresa de un mando
Que no manda nada. Darme cuenta del error
Que gastaba como verdad absoluta.

Se va a acabar mi oportunidad: poder vivir un sueño de vacío.
Acabaré despierto, ansiando alguna cosa.
Más vacío adelante:
¿Dónde estará aquel mundo mío
Que casi sentía, como el nombre de cada rosa?

Por fin tengo miedo al miedo, yo, que lo despreciaba
Siento que ya no siento lo que me sostenía.
.
.

2 comentarios:

Yo soy Joss dijo...

Aquel mundo tuyo, yo creo que sigue ahí, tu poesía lo demuestra.

Argax dijo...

Pero a mi estas letras me hablan de que el mundo de humo aunque seguro no era verdad, era una forma de vivir por compromiso; "vivir un sueño vacío".
Cuando las seguras columnas se tambalean sólo queda la incertidumbre y el miedo. Tenemos el poder de resurgir renovados.

Un beso mudito